El éxito es relativo

Si bien esto hoy en día es algo muy obvio, aún hay muchas personas que no tienen este concepto claro y presente en sus vidas. Me parece de suma importancia hablar de temas así de básicos pero fundamentales para impulsar nuestro desarrollo personal y entender que el “éxito” es relativo, es uno de ellos.

Primero que nada, ¿Qué es el éxito?, ¿cómo definimos el éxito? En términos generales, es uno o varios logros que normalmente de relacionan a “la felicidad” y aquí es donde empieza el debate ya que, para muchas personas tener éxito no está directamente relacionado a ser feliz, ¿por qué?, pues porque tú puedes tener “éxito” en diferentes aspectos estandarizados de tu vida, ya sea laboral, amoroso, económico, académico etc y aún así no ser feliz o no sentirte pleno.

Y aquí tocamos otro tema, los “estándares” de lo que significa tener éxito en la vida, desde que somos muy pequeños se nos condicionan para cumplir ciertos estándares porque si no los cumplimos “nunca vamos a tener éxito”, nunca nos sentiremos exitosos, por ende nunca serás feliz y esto lo relacionan directamente a “no ser alguien en la vida”. Esto pasa también con el mundo del emprendimiento, constantemente se habla de que el éxito del emprendimiento siempre es uno… “ser millonario”, todo se enfoca a ser millonarios, como si todos quisieran serlo o como si el  máximo éxito de un emprendimiento es lograr los millones.

Un productor de música que inicio su propio sello discográfico, está emprendiendo y sin embargo su concepto de éxito no es ser millonario, es lograr que su música sea escuchada por millones de personas, firmar con artistas e incluso crear eventos.

Una ilustradora digital que crea su propia página web para mostrar su trabajo, no busca ser millonaria, busca que su trabajo visual alcance a millones de personas.

Un Chef que decide invertir todo en su propio restaurante no busca ser millonario del todo, busca que su negocio salga a flote y que se vuelva uno de los mejores restaurantes locales.

No se trata de solo volverte millonario, eso es un concepto vacio que vende y es atractivo así de sencillo pero la verdad es que es algo que no representa el éxito en general, se trata de saber ¿Qué vas a hacer con esos millones?, en ¿Quién te vas a convertir en ese proceso? A cuántas vidas vas a cambiar/transformar?

Estos son solamente algunos ejemplos, pero hay muchos más, para un Traveler, su éxito es viajar a la mayor cantidad de países posibles, conociendo lugares y creando memorias ya sea por su cuenta o con amigos o con su pareja y esto representa su satisfacción y felicidad también

Para [email protected] artista su éxito no necesariamente es llenarse de dinero, trasciende más allá de eso, su éxito es que su arte comunique sus ideas, que transmita algo, mostrarle su esencia al mundo.

Para otra persona su éxito puede ser simplemente tener una familia y una estabilidad económica, para otra persona puede ser hacer algo útil por medio ambiente y por las personas necesitadas, para otra persona su éxito puede ser escribir libros y cautivar a muchas personas con sus historias.

Para otra persona “éxito” puede significar convertirse en un Influencer en Instagram o un Youtuber y ser una imagen pública, entretener y hacer que las personas pasen un buen rato.

¿Lo entiendes? , el éxito es relativo justamente porque todos y todas somos muy diferentes, no todos buscamos lo mismo para nuestras vidas y por eso es necesario romper con esos estándares que muchas veces nos enseñan desde que somos pequeños, cosas tan absurdas como

El éxito amoroso es tener una pareja, no es que tener una pareja sea malo, para nada, pero no todos queremos lo mismo, algunos no buscamos eso, algunos disfrutamos de nuestra propia compañía y queremos lograr todo por nuestra cuenta, simplemente no nos visualizamos con alguien en el futuro y sin embargo eso no quiere decir que no “tengamos éxito amoroso” por supuesto que lo tenemos, nuestro éxito es que nos amamos a nosotros mismos más que a nadie más y así debe ser siempre.

Tener una familia, un sueldo fijo, una vida cómoda, logros académicos y reconocimiento social por esos logros, quizás sean el concepto de “éxito” de una generación pasada o incluso de alguien actualmente y está bien, cada quien vive como quiere vivir, pero no estandarizar eso como la representación de éxito porque no lo es, como te mostré anteriormente, es relativo, al final del día TÚ decides cuál es tu concepto de tener éxito en la vida. Ni tampoco sinónimo de éxito es lograr cosas extraordinarias tipo Steve Jobs, en el mundo del emprendimiento nos hacen creer que todos debemos lograr algo así de enormes y no es así, la realidad es que eso tampoco es sinónimo de éxito porque repito, nosotros le otorgamos el valor y el peso a esa palabra.

Para concluir, con esto no te quiero decir que seas mediocre, conformista y que te pongas metas bajas, no es el chiste, eso solo te llevará a tener una vida de mierda y no es lo que buscamos. A lo que te quiero invitar es a que tú definas tu concepto de éxito, que disfrutes lo que haces, solo así podrás relacionarlo directamente a la felicidad, de lo contrario serás como las personas que solo cumplen los estándares del éxito pero que por dentro no son felices realmente. Quiero que te pongas metas claras y concisas, que te pongas retos todos los días, objetivos a corto, mediano y largo plazo que sean alcanzables y que a lo que sea que te vayas a dedicar en tu vida, te entregues por completo, que te conviertas en uno de los mejores. Nunca dejes de aprender, nunca dejes de evolucionar y nunca dejes de trabajar en ti mismo o en ti misma, el crecimiento personal es constante y lo principal, disfruta tú propia vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *